martes, 11 de mayo de 2010

Funciones morfológicas de la imagen

La imagen cuenta con tres funciones fundamentales: informativa, expresiva o recreativa y sugestiva. Dentro de éstas existen diferentes clasificaciones de manera que una misma imagen puede desempeñar varios rangos.

1. La función informativa está centrada en el mensaje puesto que busca transmitir datos o informar de hechos o acontecimientos de una manera clara y objetiva. Sus principales categorías son:
- Función identificativa: se encarga de representar o diferenciar a una empresa o a un producto con la utilización por ejemplo de logos.




- Función indicativa: su función se basa en orientar, recomendar u obligar, como es el caso de las señales de tráfico.



- Función comunicativa: nos informa sobre un acontecimiento o suceso de actualidad. Unos modelos representativos de la misma lo constituyen el mapa del tiempo y las fotografías del terremoto sucedido en Haití, por ejemplo.


- Función descriptiva: explica, cuenta o describe detalladamente algo a través de una imagen. Una de sus características fundamentales es la objetividad y la inexistente presencia de elementos recargados, como podría ser el desarrollo de un prisma, las partes de una flor, etc.



2. La función expresiva y la recreativa se encuentran estrechamente ligadas entre sí. Permiten mostrar o expresar los sentimientos al mismo tiempo que son causa de un divertimento. La podemos clasificar de la siguiente manera:


- Función estética: todas las imágenes cumplen en mayor o menor medida ésta función. Su importancia radica en la utilización de los elementos visual y plástico, así como en los valores estéticos de la composición. Sus características básicas son la belleza y la decoración. Ejemplos de ella son muchas imágenes artísticas.



- Función artística: constituyen a aquellas imágenes que son creadas por la fantasía del autor mediante la copia o la interpretación de la realidad.


- Función emotiva: a través de las imágenes el autor pretende transmitir sus sentimientos. Sus técnicas se basan en la distorsión y la exageración de los elementos. Son ejemplos de éstas algunas obras artísticas.



3. La función sugestiva o exhortativa de la imagen pretende convencer y seducir al espectador influyendo así en su comportamiento. Su finalidad es atraer la atención del receptor. Un claro ejemplo son las imágenes publicitarias.




Pero en la enseñanza la imagen también cumple una serie de funciones: en unos casos actúa como un complemento más a las actividades ya que no son imprescindibles para la comprensión de éstas y en otros constituyen un apoyo fundamental puesto que sirven como un elemento de refuerzo.

En el aula los alumnos pueden trabajar con las imágenes de diferentes maneras desempeñando las siguientes funciones:


- Función de representación: hace referencia a la plasmación de la realidad de la manera en que es percibida por el alumno, como por ejemplo la representación de un objeto, lugar o persona.

- Función de alusión: se trata de complementar un texto con imágenes pero que no son necesarias para su comprensión.

- Función enunciativa: se basa en la indicación a través de las imágenes de un objeto o un lugar.

- Función de atribución: consiste en la organización de la información recibida a través de una imagen que puede ayudar y facilitar su comprensión.

- Función de catalización de las experiencias: pretende reforzar lo ya conocido mediante imágenes, ya que con éstas resulta más sencillo adquirir y consolidar la teoría.

- Función de operación: se encarga de indicar cómo se puede llevar a cabo una actividad a través del seguimiento de una serie de pasos.



En este power point tenéis un resumen de este apartado:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada